Tenso fin del ramadán en Mataró El ayuno de los musulmanes concluye con graves disturbios en la capital de Maresme

Mataró.- Dos graves incidentes han empañado la tranquilidad con la que este año ha transcurrido el ayuno de la comunidad musulmana en Mataró (Maresme). El primero de ellos acabó el miércoles con un individuo de nacionalidad española detenido por irrumpir en una mezquita con un machete y el segundo por un intento de amedrentamiento y amenazas a dos agentes de los mossos.

El pasado martes, frente a la mezquita que la comunidad subsahariana tiene en la calle Batista i Roca del barrio de Cerdanyola en Mataró, una provocación homófoba acabó en intento de homicidio y la detención de un individuo vecino de la localidad. Poco después de la medianoche, una pareja de jóvenes en un vehículo con las ventanillas abiertas y la música a todo volumen se estacionó frente al oratorio musulmán, en plena celebración del Ramadán. Los fieles, no tardaron en salir a increpar a los alborotadores, un chico y una chica, que entre insultos optaron por marcharse. No obstante, poco después, el muchacho, en evidente estado de embriaguez, volvió al lugar armado con un machete e irrumpió en la mezquita blandiendo el arma, por lo que fue reducido y repetidamente golpeado por algunas de las personas que allí se encontraban. El presunto agresor ingresó en el Hospital de Mataró y después fue detenido por los Mossos d’Esquadra acusado de un delito de amenazas e intento de agresión.

En otro de los barrios con mayor número de inmigrantes de Mataró, Rocafonda, una zona donde la policía mantiene un operativo de vigilancia especial para evitar que se reproduzcan incidentes entre vecinos, el jueves una patrulla de los Mossos d’Esquadra se vio obligada a huir para evitar ser agredidos por una muchedumbre. Los hechos tuvieron lugar después que un vehículo logotipado, con una patrulla de la policía catalana se percatara que dos jóvenes salían huyendo ante su presencia. Tras dar alcance a los dos jóvenes con el coche, con la sirena y las luces de emergencia activadas, una multitud de unos 150 magrebíes se fue congregando alrededor de los agentes profiriendo insultos y amenazas, tras lo que se vieron obligados a refugiarse en el interior del vehículo. Mientras los policías pedían refuerzos, la multitud de magrebíes sacudían y golpeaban violentamente el vehículo gritándoles “que se marcharan del barrio, que allí mandaban ellos y no querían ver a la policía” según han corroborado a La Vanguardia testigos presenciales. Ante el cariz violento que tomaba la situación los agentes optaron por marcharse, aunque al día siguiente volvieron al domicilio de los dos jóvenes para proceder a su detención.

Ambos incidentes han sido confirmados por los Mossos d’Esquadra y la Policía Local. Sin embargo, desde el Ajuntament de Mataró, la concejal de Vía Pública, Núria Calpe, intenta evitar relacionar estos enfrentamientos con los incidentes entre comunidades de vecinos que el año pasado provocaron la movilización de 400 vecinos de Rocafonda y una manifestación en la que exigían un incremento de la vigilancia policial en el barrio para erradicar la inseguridad. Desde entonces, todos los cuerpos policiales mantienen activado un operativo especial que, como confirma Calpe “contribuye a normalizar la situación y garantizar la convivencia” por ello, define los últimos episodios como “hechos aislados”.

 

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s