CIRCULO ATENEA

TdE/¿Qué queremos?

Asociación de Mujeres Círculo Atenea, nace por la necesidad creciente que existe entre el conjunto de mujeres conscientes y presentes en la lucha política y social, de alzar la voz. Una voz propia que exprese lo que nosotras sentimos y pensamos sobre los temas que para nosotras son vistos de manera distinta al hombre y que complementan una visión más fiel a la realidad social, una sociedad que formamos hombres y mujeres.

Si crees que no existe la justicia, eres de las nuestras.

Círculo Atenea denuncia el papel que el sistema ha asignado a la mujer, otra vez, negándole su derecho a decidir, imponiendo cantidades, cualidades y necesidades. Todas las mujeres no somos iguales, pero nos quieren igualar y equiparar a los hombres, nosotras no sentimos igual que ellos, ni queremos ser como ellos, ni necesitamos las mismas cosas que ellos. Sólo quien está acomplejado, quien se siente menos, aspira a ser igual a. Nosotras estamos orgullosas de ser mujeres, de nuestras cualidades, de esa diferencia y queremos seguir siendo diferentes, nuestra aspiración no es la de ser como un hombre, nosotras, tras siglos de opresión, queremos ser libres y condenamos tanto el machismo como cualquier otro tipo discriminación por el hecho de ser mujeres. Queremos ser libres en un sistema que nos desnuda para vender productos, que nos prostituye para hacer que triunfe una canción, un sistema que permite letras abusivas, violentas y denigrantes hacia nosotras e incluso para ellos, un sistema que alimenta el maltrato mientras dice combatirlo, que se salta el principio sagrado de que todos somos iguales ante la ley, para aplicar una desigualdad en la aplicación de las leyes extremadamente injusto hacia los hombres, que al fin y al cabo son nuestros compañeros en la vida, nuestros hijos, nuestros padres…

Las mujeres de Círculo Atenea estamos cansadas de que quienes se declaran como defensoras de la mujer, sean “mujeres” que han renunciado a serlo partiendo de la base de que niegan su propia naturaleza. Actúan masculinamente, se expresan con la violencia propia del varón, actitudes beligerantes en exceso, rayando lo cómico, mujeres a las que ni siquiera les suelen gustar los hombres, es decir, ya de por sí su pensamiento está masculinizado ¿cómo pueden defender o entender lo que necesitamos la gran mayoría de mujeres? Renegamos de la deriva psicopática en la que la lucha por nuestros derechos se ha convertido por culpa de la deformación de unas pocas. Nosotras ya no vamos a guardar más silencio, no seremos cómplices de este feminicidio.

Círculo Atenea defenderá la naturaleza propia que tiene la mujer por ello en su lucha está la defensa de la Vida. Círculo Atenea está totalmente en contra del aborto, sin “peros”, sin “supuestos”. Creemos que existen los suficientes métodos anticonceptivos e información sexual como para no recurrir al asesinato de un ser indefenso si no se desea un embarazo. Tampoco creemos que la mujer sea descendiente directo de Dios o Su expresión en la tierra para que sea ella la que decida sobre la vida de otro ser humano con la condescendencia de toda una sociedad anestesiada ante el asesinato de un ser totalmente inocente, la naturaleza es la que debe decir cuál es el curso de la vida, no el hombre, o en este caso la mujer.

Círculo Atenea, también en atención a la tradición, patrimonio que se ha transmitido a través de la mujer –principalmente- a lo largo de la historia, es defensora de las tradiciones familiares, populares y por supuesto de la Patria, a la que la Tradición da cuerpo y que se defenderá a través de nuestra voz y con la fuerza del espíritu de las creencias superiores de cada una. Este es nuestro hogar, el de nuestros hijos y su herencia, no vamos a regalarlo ni permitir que lo envilezcan.

Por consiguiente, las mujeres de Círculo Atenea somos anticapitalistas, nos oponemos a esa nueva religión que pone precio a todo, a esa globalización que arranca las raíces de los pueblos y a esa globalsexualización, a la esclavización de ambos sexos ante al patrón de consumo dispuesto, ante la mercantilización humana, queremos ser libres, tener identidad propia en un mundo monocolor, aberrante y castrante para todos.

Nosotras nos negamos a que nos extraigan la esencia y que en su lugar pongan algo genérico, fabricado en cadena y de muy dudosa calidad. Nosotras somos, y porque somos, tenemos voz propia, necesidades propias e incluso derechos añadidos ya que somos nosotras las que damos continuidad a la misma humanidad. Por ello exigimos mayor protección laboral, porque lo merecemos y realmente no es para nosotras, es para el futuro, para los niños de este pueblo. También mayor blindaje de nuestros derechos ante el acoso en el trabajo, y de la ley ante casos de violación o distintos abusos que, producto del machismo (actitud capitalista), sufrimos las mujeres en determinadas situaciones.

Nosotras exigimos un blindaje por parte del Estado de los derechos de la madre trabajadora, en el hogar y fuera del hogar. Que se contemple con el valor que se debe la labor que aun desempeña mayoritariamente la mujer en casa, que cotice y sea remunerada, si el deseo de la mujer es ese, nunca obligada. Que quien trabaje en casa sea socialmente tan reconocida como la que no, o más, ya que es una labor anónima, desinteresada, de 24 horas al día, multifunción y hoy día despreciada. Mientras que nos piden que legalicemos y respetemos la prostitución, condenan a la mujer madre de familia (que por supuesto no estamos comparando ambas actividades), esto es sólo una clara muestra de los antivalores que esta sociedad está inculcando a la sociedad, putas si, madres no.

Que si una mujer trabaja fuera de casa la conciliación familiar y laboral sea PRIORIDAD del Estado y el cumplimiento a rajatabla de los convenios laborales que rijan el puesto que esa mujer desempeñe. Que el número de hijos que tengamos sea decisión propia, no de un mercado de trabajo, el interés de la hipoteca que estemos pagando, o lo que nos cuesta la guardería. Tener un hijo no es cuestión de mercado, el 80% de las mujeres españolas desistieron de tener un segundo hijo en 2012 porque no podían permitírselo por cuestiones económicas o laborales a pesar de desearlo. Que amamantar a un hijo no sea cuestión de horario de trabajo, ni lo marque el convenio laboral, exigimos una revisión de los permisos de lactancia materna, que la prioridad no sea la empresa, sean la madre y el hijo.

Las Mujeres del Círculo Atenea nos negamos a ser colaboracionistas con el régimen hembrista que ha impuesto el igualitarismo como dogma de Estado. Si igualamos, siempre se hace a la baja, hay mujeres superiores a muchos hombres ¿por qué tenemos que bajar listones? Igual a la inversa. No queremos una igualdad a lo más bajo, a lo mediocre, aspiramos a la superación, al reconocimiento, al respeto y al derecho, porque sabemos que valemos, porque nuestro pensamiento no parte de la base de que somos menos, partimos de la cima de que ¡somos! ¡y valemos!, y de que nos tienen que alcanzar en algunos aspectos.

El igualitarismo autoriza las discriminaciones con el objetivo de equilibrar las desigualdades de hecho, las naturales, como es el caso de la ley de paridad aprobada en España en 2007. Nosotras estamos más que en contra de las aberraciones que esa ley ha impuesto.

El igualitarismo va contra la libertad ya que impide a la persona destacar y nos vuelve a todos masa, del montón.

No creemos que las madres en la historia hayan sido menos capaces porque, por desgracia, apenas salgan reflejadas en los libros de historia, de hecho, ellas dieron vida y educaron a los que sí han salido en esos libros, sin nosotras la humanidad y sus logros no hubiera sido posible. Ahora llega la mujer que escribe y escribirá páginas en la historia porque es nuestro derecho, porque tenemos esa valía natural, sin necesidad de unas leyes envenenadas que la impongan, y no necesitamos parecernos a los hombres para hacerlo. “Ha llegado la hora de la mujer que comparte una causa pública y ha muerto la hora de la mujer como valor inerte y numérico dentro de la sociedad”(1).

Si estás de acuerdo con esto puedes formar parte de nuestro Círculo; mándanos un mail a circuloateneaasociacion@yahoo.es

RESERVADO EL DERECHO DE ADMISIÓN.

Círculo Atenea

(1) Eva Perón.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s